_MG_0380
marzo 24, 2017

Subsecretaría de Prevención del Delito y Senama lanzan campaña de autocuidado dirigida a adultos mayores

En 2016, un 4,6% del total de personas víctimas de delitos de mayor connotación social fueron personas de este grupo etario. Campaña “Seguridad para todas las edades” entrega diversas recomendaciones para evitar robos al cobrar su pensión y evitar estafas telefónicas, entre otras.

Estación Central, 24 de marzo de 2017.- Esta mañana el Subsecretario de Prevención del Delito, Óscar Carrasco, y el director Nacional del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Rubén Valenzuela, llegaron hasta la oficina del Instituto de Previsión Social (IPS) ubicado en Estación Central para lanzar “Seguridad para todas las edades”, campaña que entrega recomendaciones para evitar delitos en adultos mayores.

“Seguridad para todas las edades” pretende contribuir a reducir la posibilidad de delitos en las personas de la tercera edad. Según las cifras del Centro de Estudios y Análisis del Delito de la Subsecretaría, en 2016 el 4,6% de víctimas de delitos de mayor connotación social (DMCS) fueron los adultos mayores (22.283 personas). Como grupo, estos fueron principalmente víctimas de hurtos (24,6%), robo en lugar habitado (23,3%) y robo en lugar no habitado (11,7%).

Al respecto, el subsecretario Óscar Carrasco dijo que “si bien estas cifras se han mantenido estables en los últimos cinco años, se trata de una situación gravísima a la que debemos prevenir. No podemos tolerar, bajo ningún punto de vista, que nuestros adultos mayores se vean expuestos a los hurtos, los robos de pensiones o las estafas telefónicas, por ejemplo”.

Asimismo, Carrasco dijo que “esta campaña busca modificar ciertas conductas y, por supuesto, fomentar el autocuidado, la precaución y la prevención para que no se cometan estos ilícitos”.

Por su parte, el director Nacional de Senama, Rubén Valenzuela, destacó que “la seguridad de las personas mayores es una tarea en la que todos podemos contribuir. Este es un grupo de personas vulnerables que presenta mayores dificultades físicas y que los delincuentes suelen aprovecharse de esta condición. Por eso hacemos un llamado a la comunidad, a las familias para que apoyen a las personas mayores y puedan acompañarlos cuando ellos realizan este tipo de trámites y así evitar que sean víctimas de delitos”.

 

Recomendaciones para prevenir delitos en adultos mayores

Al momento de cobrar su pensión

  • Procure ir acompañado por alguien de confianza.
  • Si va a contar su dinero, hágalo siempre dentro del local, de preferencia en la ventanilla de atención, en forma discreta, sin exhibir el dinero. Luego guárdelo en un lugar seguro.
  • Cuando vaya a cobrar su pensión intente hacerlo sin bolsas o paquetes, así tendrá las manos libres y sólo se preocupará de su cartera o billetera.
  • No acepte regalos, transporte ni alimentos de desconocidos. Y, por ningún motivo, entregue información fuera del local de pago.
  • Manténgase atento a su entorno y evite caminar por sectores solitarios.
  • Si tiene alguna duda o temor, acérquese a funcionarios debidamente identificados con su credencial.
  • Todos los trámites y consultas que se realizan en el IPS son gratuitos.

Para evitar estafas

  • Tenga cuidado con las llamadas telefónicas que ofrecen premios, créditos u otros beneficios. No entregue información personal sensible, como números de tarjetas bancarias, nombres de sus familiares, teléfonos o direcciones.
  • Nadie que no sea de su confianza tiene que saber cuál es su situación económica, si vive solo o acompañado.
  • Nunca acepte entregar bienes o dinero, ni llevarlos a algún lugar que le solicite un desconocido.
  • Desconfíe de llamadas sospechosas que alerten sobre el accidente de un familiar. Contáctese con la persona presuntamente afectada o con Carabineros. Un policía jamás le va pedir dinero o bienes.
  • Establezca un sistema de comunicación de urgencia con sus familiares o amigos en caso de que los teléfonos que usa habitualmente estén ocupados por quienes no quieren que usted confirme la supuesta emergencia.