25151969257_03ff3107e0_o
febrero 1, 2018

Presentan primera Encuesta de Polivictimización en niños, niñas y adolescentes para orientar políticas públicas integrales

Se trata de un estudio inédito de una muestra de 20 mil niños, niñas y adolescentes entre 12 y 17 años de todo el país. Una polivíctima ha sufrido en promedio 14 distintos tipos de victimizaciones a lo largo de su vida lo que corresponde el 10 % del total de la muestra.

Santiago, jueves 1 de febrero de 2018.- Esta mañana el Subsecretario (S) de Prevención del Delito, Luis Vial, y la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, Estela Ortiz, dieron a conocer los resultados de la Primera Encuesta Nacional sobre violencia, victimización y polivictimización en niñas, niños y adolescentes.
Este estudio permitió medir por primera vez a nivel nacional y regional, en cerca de 20 mil estudiantes de 800 establecimientos educacionales, el alcance y la naturaleza de los distintos tipos de violencia directa e indirecta que sufren los niños y niñas entre 12 y 17 años, es decir de séptimo básico a tercero medio. La polivictimización se entiende como la exposición de niños, niñas y adolescentes a distintos tipos de violencias en su entorno familiar, escolar y en su comunidad de residencia.
En la actualidad Chile cuenta con datos que permiten tener una estimación de algunas formas de violencia, especialmente la violencia en el espacio familiar y escolar. Sin embargo, es relevante poder dar cuenta de las distintas formas de violencia que afectan a los Niños, Niñas y Adolescentes (NNA) en las distintas etapas de su desarrollo y en los diferentes contextos en que ésta se produce. El objetivo de este estudio es instalar una medición que hoy se está usando en algunos países del mundo, poder hacer mediciones periódicas para ver cómo evolucionan las políticas públicas y ver la interrelación entre las distintas formas de violencia, de modo de diseñar e implementar políticas de prevención y erradicación de la violencia con un marco ecológico, integrales e intersectoriales.
Los niños, niñas y adolescentes que sufren victimización múltiple son un segmento de la población crítico porque se encuentran en alto riesgo de desarrollar consecuencias negativas a largo plazo. Debido a que este segmento se encuentra precisamente en su pleno desarrollo afectivo, cognitivo y social, cualquier evento negativo al que sean expuestos puede generar un impacto en el resultado final de dicho proceso, afectando el desarrollo de recursos individuales y de habilidades sociales adaptativas.
El subsecretario (S) de Prevención del Delito y jefe de División Programas y Estudios, Luis Vial, explicó los detalles de la implementación y los resultados de la encuesta y aseguró que “esta encuesta basada en el enfoque de la polivictimización, permitirá determinar cómo se acumulan, coexisten o se asocian los distintos tipos de violencia, contribuyendo a identificar patrones de violencia en ámbitos trascendentales en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes como la familia, la escuela y la comunidad. En este mismo sentido, a partir del análisis de este tipo de información se podría orientar políticas de prevención más efectivas e integrales”.
Por su parte, la Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional de la Infancia, Estela Ortiz, dijo que “la violencia es una de la vulneraciones más graves a los derechos humanos de niñas, niños y adolescentes, ya que afecta de manera relevante sus potenciales de desarrollo integral. Estudios como esta encuesta desde el enfoque de la polivictimización confirma la necesidad de la elaboración de una política de Estado intersectorial para dar una respuesta adecuada a las distintas formas de violencia que viven en su familia, colegio o comunidad los niños, niñas y adolescentes” y precisó que “Hoy existe en nuestro país una gran preocupación por la alarmante magnitud e intensidad de la violencia ejercida contra los niños. Es preciso reforzar y ampliar masivamente las medidas destinadas a acabar con la violencia para poner fin de manera efectiva a esas prácticas, que dificultan el desarrollo de los niños y la posible adopción por las sociedades de medios pacíficos de solución de conflictos”.

Algunos resultados de la encuesta

- En último año el 65% de la muestra ha estado expuesto a violencia en su comunidad, el 46% ha sido víctima de un delito común con ataque físico y el 34% ha sido víctima del maltrato por parte de sus padres o cuidadores.

- En cuanto al género hay notables diferencias en la dimensión de “maltrato por parte de los cuidadores” ahí los hombres tienen un 26% y las mujeres un 42%, y en el caso del “acoso en redes sociales”, las mujeres tienen un 27% y los hombres un 14%.

- Un niño, una niña o adolescente polivíctima en promedio ha sufrido 14 victimizaciones a lo largo de su vida lo que corresponde el 10 % del total de la muestra. Mientras que para prevalencia en el último año contempla 9 victimizaciones.

- Respecto al curso, la cantidad de victimizaciones vida en los polivíctimas aumenta a medida que nos movemos a cursos más altos, mientras que la mayor cantidad de victimizaciones en el año se da en el primer curso de enseñanza media.

- En la elaboración del cuestionario se consideraron distintas dimensiones de victimizaciones como delitos comunes, maltrato o negligencia por parte de los cuidadores, por parte de hermanos o pares, de tipo sexual, la realizada a través de tecnologías o internet y la exposición a la violencia en el entorno comunitario.

METODOLOGÍA
Esta encuesta se implementó en formato de autorreporte en niños, niñas y adolescentes de 12 a 17 años, aplicada en sala de clases con un facilitador, con representatividad nacional y regional, abordando la incidencia y prevalencia de distintos tipos de victimización que ocurren en las dimensiones de la familia, colegio y comunidad y la interacción entre éstas.
El tamaño muestral se definió en 800 establecimientos educacionales, abordando alrededor de 20.000 casos, con un error aproximado de 0,7% a nivel nacional.

VER PRESENTACIÓN