subrancagua
junio 27, 2018

Subsecretaría Martorell expone lineamientos de la nueva política de seguridad pública a alcaldes de la Región de O’Higgins

Más recursos para Carabineros, incluidos vehículos adecuados para comunas rurales, y una mejor coordinación con la Fiscalía, fueron las principales demandas de los jefes comunales.

Dialogar sobre los problemas de seguridad que afectan a sus comunas y plantear soluciones en el corto plazo fueron los ejes de la reunión que sostuvo la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, con los alcaldes de diez comunas de la Región de O’Higgins, este martes en las oficinas de la Intendencia Regional.

Al momento de abrir esta instancia de trabajo, la Subsecretaria Martorell hizo un resumen de los lineamientos que guiarán la labor de la política de seguridad pública en estos cuatro años, entre los que enfatizó la importancia vital que tiene la coordinación con las alcaldías. En esa línea, destacó el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), que permitirá a las autoridades, policías y ciudadanía contar con mejor información para tomar las medidas de prevención más adecuadas.

La encargada de la Prevención del Delito expuso, además, los cambios que tendrá el Plan Comunal de Seguridad Pública de cara al nuevo programa de seguridad pública que comenzará en 2019. “Por cierto que el plan comunal que tenemos actualmente no guarda relación con el diagnóstico de las distintas realidades. Por eso no se extrañen si comenzamos a pedirles mucha información, porque vamos a ampliar los planes de seguridad a todos los municipios del país y no solo a los 72 en que está presente”, dijo la autoridad.

Coordinación con Carabineros y Ministerio Público

Uno de los puntos en que mayor énfasis pusieron los alcaldes fue la necesidad de fortalecer la coordinación entre los municipios y Carabineros, a fin de dotarlos con más recursos para el patrullaje preventivo. En este sentido, el alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, planteó que le parece injusto que Carabineros no pueda recibir subvenciones por parte de los municipios. “Queremos ayudar a Carabineros, pero nos está impedido darles subvenciones; nosotros les entregamos subvenciones a más de mil instituciones y no podemos hacer lo mismo con la policía, de verdad que lo encuentro increíble, siendo el problema mayor hoy en todos lados la seguridad, la delincuencia, la drogadicción”, advirtió.

Asimismo, varios alcaldes solicitaron un mayor compromiso y una mejor coordinación por parte del Ministerio Público, tanto para trabajar con los municipios como para acoger de mejor forma las denuncias de la ciudadanía.

En esta línea, el alcalde de Nancagua, Eduardo Escanilla, expuso que “en este tipo de reuniones siempre participa la comunidad, pero cuando invitamos a la Fiscalía no viene. Somos una comuna con 20 mil habitantes y la mayoría de los delitos se producen los fines de semana. Son jóvenes drogadictos que por falta de oportunidades o porque no hay trabajo, se dedican a roban… Son los mismos y hasta yo mismo le he dado mi teléfono a los vecinos para denunciar por ellos, porque la gente en el campo no lo hace”.

Un argumento similar sostuvo la alcaldesa de Chépica, Rebeca Jofré, quien manifestó que “cuando hablamos de coordinación es necesario que haya muchas autoridades presentes, pero hoy no hay una buena coordinación y eso favorece la delincuencia”.

Respuestas de la Subsecretaria

Ante las demandas de los jefes comunales y los encargados de seguridad, la Subsecretaria enfatizó que jamás será posible tener un carabinero en cada esquina, por lo cual la coordinación de los ciudadanos con sus autoridades y las policías es fundamental. Esa coordinación e intercambio de información se da en el marco de STOP, sostuvo, porque es allí donde las denuncias de la ciudadanía sobre delitos, incivilidades e incidentes son recogidas y se logra un verdadero mapeo de la delincuencia, para efectos de prevención.

La Subsecretaria Martorell anunció que la SPD intenta establecer un sello de seguridad para los municipios, luego de capacitarlos en tareas de prevención situacional. Esto es especialmente relevante para los directores de seguridad comunales, algunos de los cuales ayer plantearon lo fundamental de ser capacitados, ellos y sus usuarios, en prevención situacional. “Hay maceteros con plantas preciosas y enormes, pero son escondites para los delincuentes. Nos encontramos con proyectos que vienen hechos y no tienen ninguna revisión de seguridad. Solo previniendo vamos a evitar las incivilidades y los delitos”, advirtieron desde Chépica y Mostazal.

En la reunión participaron, entre otras autoridades, el Intendente de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer, el Diputado Javier Macaya, la Gobernadora de la Provincia de Cachapoal, Ivonne Mangelsdorff, así como los alcaldes de las comunas de Litueche, Nancagua, Rancagua, Chépica, Peumo, Mostazal, La Estrella, Las Cabras, Machalí y San Fernando. También estuvo el Coordinador de Seguridad de la región, Rodrigo Acevedo.