derrumbe de muros
diciembre 5, 2018

Subsecretaria Martorell acompaña a Presidente Piñera en apertura de pasajes en La Legua

El plan “La Legua Sin Muros” busca que la población deje de estar separada por murallas de concreto, tras las cuales se generan inseguridad y delitos, porque debido a esto los vecinos no están integrados a la ciudad y viven segregados y estigmatizados.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado del Ministro del Interior, Andrés Chadwick; la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell, y la Intendenta Metropolitana, Karla Rubilar, participaron esta mañana en la demolición de cinco muros para abrir los pasajes en la población La Legua Emergencia, en la comuna de San Joaquín. En la instancia, además, se anunciaron diversas medidas de seguridad y prevención para disminuir los delitos y la sensación de inseguridad en uno de los lugares más complejos de la capital.

El Presidente fue quien dio la orden de botar los muros vía radio a las excavadoras, que comenzaron de inmediato a trabajar. Antes de las 8 de la mañana había caído el primero, frente a calle Nuño da Silva, que el Mandatario cruzó para dar la señal de que La Legua no tendrá nuevos muros que la separen y la aíslen de la sociedad. “Es gente honesta, gente de trabajo, gente que quiere una vida tranquila, con oportunidades, quieren educar a sus hijos, quieren poder progresar”, señaló el Jefe de Estado luego de volver de visitar, junto al ministro Chadwick, el pasaje recién abierto.
Agregó que, de esta forma, La Legua se integra al resto de la ciudad, por lo que anunció un “plan de regeneración” que mejorará las condiciones de vida de los vecinos. Para ello, un grupo especializado de policía comunitaria de la PDI (Dacom), se ubicará en las casas desocupadas del eje Mataveri. Los 20 efectivos tienen una característica cercana y ciudadana; son profesionales de las ciencias sociales enfocados a la relación con la comunidad y prestación de servicios, de modo que además de resguardar la seguridad de los vecinos, entregará apoyo psicológico y social a la comunidad.
A su vez, la Subsecretaria Martorell indicó que los vecinos del sector han solicitado al Estado hace varios años respuestas efectivas que respondan a sus problemáticas. “Vecinos han pedido que por favor se derriben estos muros, porque estos muros eran los que generaban fortalezas para que los narcotraficantes pudieran operar. Hoy día, al estar estos muros abiertos, podrán circular libremente Carabineros y la Policía de Investigación”.
“Vamos a aplicar un modelo que no existía antes, que es esta policía comunitaria que se instala y se queda en la comunidad. Pero esta no es una PDI que va a ir a reprimir, sino todo lo contrario, va trabajar con la comunidad, a rehabilitarla, a hacer investigación, entre otras tareas”, señaló la Subsecretaria Martorell.
Finalmente, la autoridad fue enfática en señalar que existirá un trabajo a largo plazo para mejorar la calidad de vida de los residentes de la población la Legua, el cual se enfoca, principalmente, en un trabajo de regeneración urbana que se hará con la comunidad.

Antes de la caída de los muros se trabajó con los vecinos y se les entregó a los propietarios de las 22 casas del eje Mataveri la posibilidad de optar a un subsidio equivalente al monto de su actual inmueble, que les permitía la compra de casas nuevas o usadas dentro de la comuna o en zonas aledañas, como también el acceso a subsidios en complejos habitacionales nuevos dependientes de Serviu. Los vecinos que optaron por quedarse, en todo caso, disfrutarán ahora de más seguridad y una mayor calidad de vida.