Coordinador-Nuble
diciembre 26, 2018

En Ñuble buscan derrocar consumo de pasta base en colegios

El Coordinador de Seguridad Pública, Alan Ibáñez, y el Gobierno regional, están trabajando en la implementación de estrategias para combatir el consumo y venta de esta droga en los colegios de enseñanza básica y media.

Derrocar la pasta base en la región. Ese el objetivo que impuso el Coordinador de Seguridad Pública de Ñuble, Alan Ibáñez, luego que autoridades y policías del país afirmaran que esta droga, que está dentro de las tres más consumidas a nivel nacional, es “el principal motor de la delincuencia dura”, además de ser una de las más dañinas para la salud, ya que produce problemas neurológicos irreparables y un alto grado de adicción.

Es por eso que el OS 7 de Carabineros ha realizado un intenso trabajo en esta materia y ha incautado alrededor de 20 kilos de pasta base, lo que representa un 2.000% más que el año anterior, donde solo se incautaron unos 3 kilos.

Uno de los temas que preocupó a la autoridad fue el consumo de pasta base entre los estudiantes de enseñanza básica y media, ya que el último estudio realizado por Senda Biobío señaló que 7,4% de los escolares entre séptimo básico y cuarto medio han probado, a lo menos una vez, la pasta base. Por lo mismo, Ibáñez aseguró que “eso es algo que realmente nos preocupa, por lo que el principal foco de nuestros esfuerzos se centrará en sacar la pasta base de nuestras escuelas, liceos y colegios”.

Luego de una reunión con el Seremi de Educación de Ñuble, Felipe Rossler, Ibáñez señaló que “hemos decidimos realizar un plan conjunto, conforme a los lineamientos del Gobierno, en términos de fortalecer las campañas de prevención y mejorar los sistemas de evaluación de cada uno de los programas realizados”.

Se espera que, a partir del 2019, se haga visible una mayor intervención del Gobierno en los barrios más vulnerables de Chillán y del resto de Ñuble respecto al consumo de pasta base.

Ibáñez enfatizo que en el gobierno del Presidente Sebastián Piñera habrá un cambio en este aspecto, pues se evaluarán resultados por cada acción que se realice. “Antes se planteaban metas y luego se evaluaba por porcentaje completado, lo que es impreciso e insuficiente. Ahora tendremos no un porcentaje de cumplimiento de metas, sino que números reales, puntuales y específicos de cada acción implementada. Mientras más detallados sean los datos, mejores decisiones se pueden tomar”, advirtió.