plaza-lazos
junio 4, 2019

Sistema Lazos implementa programa para favorecer competencias parentales positivas en la crianza

Triple P es un programa basado en evidencia y apunta a que las madres y padres se sientan más capaces y seguros de sí mismos en la crianza de sus hijos. A su vez, busca que los niños y niñas adquieran capacidades, tengan mejor rendimiento escolar y presenten menos problemas conductuales y emocionales, como el consumo de drogas o la presencia de conductas delictivas.

Destinado a prevenir de modo temprano problemas sociales y conductas de riesgo en niños, niñas y adolescentes, Triple P es el nuevo componente del Sistema Lazos de la Subsecretaría de Prevención del Delito, el cual comenzará a funcionar desde este mes en las comunas de San Joaquín, La Pintana, Quilicura y Puente Alto.

Triple P es un programa basado en evidencia y apunta a que las madres y padres se sientan más capaces y seguros de sí mismos en la crianza de sus hijos. A su vez, busca que los niños y niñas adquieran capacidades, tengan mejor rendimiento escolar y presenten menos problemas conductuales y emocionales, como el consumo de drogas o la presencia de conductas delictivas.

Uno de los pilares de esta iniciativa consiste en transferir competencias a los funcionarios municipales que trabajan en la temática de infancia, con el objetivo de fortalecer y reforzar la labor que realizan con la comunidad, además de favorecer el desarrollo de competencias parentales de las madres, padres y cuidadores. Este modelo pretende asimismo erradicar estrategias de crianza violentas, que muchos cuidadores emplean ya sea porque así fueron criados ellos y/o porque no conocen otras alternativas o herramientas sobre cómo abordar situaciones de la vida cotidiana con sus hijos e hijas.

Puente Alto es una de las comunas beneficiadas con la certificación de 40 funcionarios de la red comunal de educación y salud, y es la primera de todo el país en contar con el Sistema Lazos completo instalado. Es decir, cuenta con sus tres componentes: Triple P, Familias Unidas y la Terapia Multisistémica. Daniel Escobar, jefe de la División de Gestión Territorial de la Subsecretaría de Prevención del Delito, destacó la importancia de esta medida y resaltó que “estamos cumpliendo con un deber como Estado, con un sistema para atender a los niños de forma integral, y a todas las familias para que puedan aprender técnicas que permitan trabajar el día a día con sus hijos, hijas y adolecentes”.

A su vez, Germán Codina, Alcalde de la comuna de Puente Alto, expresó que “los Municipios debemos hacer un esfuerzo y acompañar a esta política que se está implementando desde el Gobierno central, porque es importante ayudar a los padres en su rol, porque ser padre es un trabajo muy complejo y exigido, al igual que los profesores; nadie nace sabiendo ser papá, por lo que toda herramienta que se entregue para ayudar este proceso es relevante, y sabemos que los padres participarán en este proceso, porque los hijos es lo que más amamos”.

Finalmente, según explicó Francisca Puga de Triple P Latinoamérica, con estos nuevos funcionarios municipales certificados en esta metodología a través del Sistema Lazos, ya están en condiciones de brindar charlas masivas, en dictar sesiones individuales breves para ayudar a padres en problemas puntuales de la crianza (problemas al comer; al acostarse, peleas entre hermanos, tareas escolares etc.), así como en talleres intensivos ante problemas más complejos, como la relación con adolescentes.

 

Ejemplo de las Estrategias que enseña Triple P:

  • Establecer rutinas predecibles; supervisar a los niños y niñas; planificar actividades interesantes y asegurar su seguridad siempre en las calles y atentos a potenciales peligros.
  • Dedicar tiempo a estar con su hijo o hija, hablarles con amabilidad, conversar con ellos y escucharles con frecuencia; compartir nuestras experiencias cotidianas; demostrarles afecto; utilizar elogios descriptivos, utilizar la enseñanza incidental vale decir, aprovechar cada instancia para enseñar e intentar participar en las actividades escolares posibles.
  • Prepararse con anticipación; establecer reglas básicas de convivencia (recomienda utilizar la discusión guiada cuando no se cumplan las reglas); también a elogiar la buena conducta de los niños, niñas y jóvenes, e ignorar planificadamente episodios de mala conducta de menor gravedad.
  • Dar instrucciones claras y siempre con calma, así como retirar una actividad o un objeto que cause algún problema (por ejemplo un teléfono utilizado entre hermanos), utilizar el “momento de calma” como apoyo para sus instrucciones (las que deben ser claras y siempre en calma); y utilizar el “tiempo fuera” para la mala conducta de mayor gravedad, vale decir, llegar al niño o niña hacia otro lugar por unos breves minutos.

El Programa Lazos es la oferta pública especializada en materia de prevención y reinserción social de la Subsecretaría de Prevención del Delito para niños, niñas y jóvenes.