Subsecretaría de Prevención del Delito


spd-valparaiso
junio 14, 2020

Subsecretaria Martorell encabeza fiscalización en el primer fin de semana de cuarentena en Valparaíso

La autoridad explicó, además, detalles del nuevo Permiso Único Colectivo, que empezará a funcionar este lunes 15 de junio.

Tras el comienzo de la cuarentena en las comunas de Viña del Mar y Valparaíso el pasado viernes a las 22:00 horas, la Subsecretaria de Prevención del Delito se trasladó hasta la ciudad puerto para fiscalizar en terreno el cumplimiento de las medidas sanitarias. Allí estuvo acompañada por el Intendente Regional, Jorge Martínez, el Dioscar de Carabineros, Ricardo Yáñez, y el Gobernador Provincial, Gonzalo Le Dantec.

La fiscalización, que incluyó controles a vehículos y transeúntes, comenzó en Avenida España, frente a Caleta Portales, para luego trasladarse a la intersección de Avenida Argentina con Juana Ross, a pocos metros del Congreso Nacional. Durante el procedimiento se observó una baja circulación de personas en las calles, lo que fue destacado por las autoridades presentes. “Esto nos demuestra que se está generando la cultura adecuada, que todo lo que ya se ha vivido en otras regiones del país ha permitido que Valparaíso esté preparado para enfrentar este desafío y eso es bastante alentador”, destacó la Subsecretaria Martorell.

Una opinión similar manifestó el Intendente Jorge Martínez, quien resaltó un buen comportamiento de los habitantes de Viña del Mar y Valparaíso, pero también de la comuna de San Antonio, que se encuentra en cuarentena desde el martes 9 de junio. Asimismo, destacó los esfuerzos que está llevando a cabo el gobierno para apoyar a las personas de estos sectores. “En la región se están distribuyendo casi 250 mil cajas de alimentos. Vamos a llegar prácticamente a un millón de personas en una región que no llega a dos millones de habitantes. Continuaremos apoyando para que nadie tenga un motivo para salir de sus casas, solo aquellos que excepcionalmente trabajan en un rubro esencial”, manifestó.

Ambas autoridades expusieron que se han tomado medidas importantes de cara a este lunes, que será el primer día hábil que ambas comunas estén bajo cuarentena. “Se ha estado trabajando con todas las instituciones, preparándose para la fiscalización más adecuada. Se ha hecho un trabajo de información muy importante, sobre todo a las empresas y servicios que son esenciales. La cadena de abastecimiento tiene que seguir funcionando para que las personas que están en cuarentena puedan mantener su calidad de vida”, puntualizó la Subsecretaria Martorell.

Permiso Único Colectivo

Este lunes 15 de junio comenzará también a funcionar el nuevo Permiso Único Colectivo para trabajadores de empresas de utilidad pública, medios de comunicación y seguridad. Por lo mismo, la encargada de Prevención del Delito aprovechó esta fiscalización para dar a conocer los detalles de este permiso y los resultados de la marcha blanca que se realizó durante la semana pasada.

“Llevamos una semana en que se ha estado mostrando el sistema a las distintas industrias que son esenciales para el abastecimiento, se les ha ido explicando cómo funciona y se ha ido probando. Ya está disponible en Comisaría Virtual, porque permite que se obtengan los permisos con tres días de anticipación, así que esperamos que el día lunes funcione de la mejor manera posible”, resaltó.

El permiso es para los servicios de utilidad pública como cuadrillas de reparación de gas y agua, para el delivery (que tendrá un permiso especial que se renovará periódicamente), bancos y AFP, recolectores de basura correos y notarías, entre otros. El objetivo es impedir que personas hagan trámites particulares en horario laboral y cruzar la base de personas con Covid con los trabajadores, para que no se desplace gente enferma. También están afectos a este Permiso Único Colectivo los conserjes y los medios de comunicación.

Finalmente, la Subsecretaria Martorell hizo un llamado a respetar las medidas sanitarias y resaltó que este nuevo Permiso Único Colectivo solo faculta a las personas para desarrollar sus labores y no otras actividades. “El no cumplir esta normativa significa una sanción al Código Penal, es vulnerar la norma sanitaria. Por lo tanto, esa persona no solo se arriesga a sumarios sanitarios que pueden llegar a 50 millones de pesos, sino que también a penas privativas de libertad. Ya hemos visto personas que por reincidentes han quedado en prisión preventiva”, concluyó.