Subsecretaría de Prevención del Delito


spd-jardin
junio 26, 2020

Equipo de fiscalización de Carabineros encuentra jardín infantil que funcionaba en plena cuarentena en Maipú

Su sostenedora señaló que la empresa Fruna les habría entregado un permiso para operar, por lo que su representante legal fue detenido durante la tarde.

Pese al estado de cuarentena en la Región Metropolitana, la mañana de este viernes fue detectado un jardín infantil en pleno funcionamiento en la comuna de Maipú por efectivos de Carabineros, acompañados de la Subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell y la Seremi Metropolitana de Salud, Paula Labra.

Según se informó, el procedimiento se inició luego de que Carabineros recibiera una denuncia de un particular. Al interior del establecimiento se encontraron cuatro niños y tres educadoras, quedando estas últimas apercibidas bajo el artículo 26 del Código Penal.

En el lugar, la Subsecretaria Martorell explicó que la sostenedora del recinto señaló que contaba con un certificado supuestamente entregado por la empresa de alimentos Fruna, que los autorizaba a funcionar. Sin embargo, la encargada de Prevención del Delito resaltó que no existe ningún permiso que permita abrir jardines infantiles y establecimientos educacionales, puesto que esto contradice la normativa sanitaria vigente. “Lamentamos profundamente los hechos. Aquí se está exponiendo la vida de niños”, dijo Martorell.

“Existe prohibición de funcionamiento de los colegios y jardines infantiles, solo está establecida la posibilidad de turnos éticos que tienen un solo objetivo: entregar alimentación a través de las cajas Junaeb o realizar labores administrativas”, agregó la Subsecretaria.

Por lo mismo, planteó que se realizará una investigación profunda de la empresa y que, en caso de detectarse faltas graves, se expone a millonarias multas. A su vez, la Fiscalía Metropolitana Occidente ordenó la detención tanto de la sostenedora del jardín como del representante legal de Fruna.

A su vez, la Seremi de Salud Metropolitana, Paula Labra, señaló que se llevará a cabo un sumario sanitario del establecimiento, el cual puede llegar a una multa de 50 millones de pesos. “Este jardín infantil no puede funcionar bajo ningún motivo. No hay protocolo de distanciamiento social entre los niños ni lavado de manos entre las tías. Están incumpliendo en todos los sentidos y queremos ser enfáticos en la irresponsabilidad que hay en este tipo de acciones”, manifestó.

Durante la fiscalización, una trabajadora de Fruna denunció, además, que la empresa habría incurrido en graves violaciones a la normativa sanitaria y laboral. Entre ellas, dar pagos por no usar su derecho a amamantar, no respetar horarios de almuerzo y no proporcionar artículos de protección personal a sus trabajadores. Debido a esto, la Dirección del Trabajo arribó de inmediato a la empresa para revisar las condiciones laborales y la veracidad de estas acusaciones.